Tócame

No necesitas tocar mi cuerpo para tocar mi alma

Pero si me tocas la guitarra, mis sentimientos se desalman

En cada vibración de cada cuerda

Mis sentidos se desatan

Estalla el estribillo, toda sensatez se descarga

Compones con naturalidad un calor con bufanda

Y recompones los átomos de mis vidas pasadas

Me despliegas de la gravedad que me mantenía anclada

Me quitas todo camino, todo obstáculo, toda cordura

Bailan tus manos tocándome y mi figura

Se convierte en la guitarra que tus dedos transfiguran

No dejes de cantarme

Y sobre todo, no dejes de tocarme.

 


Valentina Reyesdesaforadamentelibre ©