Turbia espera

Posees una aversión hacia la esperanza

Opinas que la magnitud de la potencial desilusión justifica tu desdeño

Y la verdad es que buscas despedir las esperanzas

Sin saber si ellas irían a presentarse o no

Fantasear con las posibilidades no es esperanzar

Buscar, esperar, proponer es un error

Pero tú te equivocas si piensas que te espero

Te equivocas si crees que preferir una posibilidad a otra

Hundirá mi corazón como un náufrago esperando su salvador

No tengo esperanzas de ti

Porque nunca me dejaste ni saludarlas

Las esperanzas se congelaron en tu despedida

Y ni el más ardiente verano de arabia saudita las revivirá

La única esperanza que tuve es de poder anhelarte

Pero ni una taza de café para despertar mis anhelos dejaste.

 


Valentina Reyesdesaforadamentelibre ©